Entrevistamos a: Rojo

Hola, Rojo, ¿qué tal? Parece que tú eres uno de esos colores que no deja indiferente. Contigo, la cosa va del amor al odio. No hay grises que valgan, ¿eh? Nunca mejor dicho, jeje.

Rojo.- Me ha pasado siempre. De hecho, soy el primer color al que el hombre le puso nombre. Además de que soy el primero que los bebés pueden ver.

Qué pionero, Rojo. Oye, pues yo también me quiero salir de lo ordinario, así que les propongo a los lectores un juego: que lean y respondan de manera espontánea a lo siguiente. ( y ya veremos al final de la entrevista las soluciones)

Di un color,

Un instrumento musical 

Y una herramienta

(puedes apuntar tus respuestas para que no se te olviden, eh)

Y volvamos a la entrevista, Rojo. Tus fans son, en la misma medida, hombres y mujeres. Muy igualitario.

Rojo.- Sí, pero, como curiosidad, te diré que gusto más a los mayores que a los jóvenes.

Un dato interesante. Simbólicamente, por otro lado, se te relaciona con dos experiencias elementales: el fuego y la sangre.

Rojo.- Sí, soy uno de los colores vitales. No hay nadie que no me conozca.

Estás un poco crecidito, ¿eh? Pues tengo que informarte, aunque te pueda molestar, que sobresaturas un poco si te usan ambientalmente. Y que tu uso masivo en publicidad tampoco te ayuda, ya que cuentas con menos adeptos.

Rojo.- Parece ser que soy el primero que molesta. Yo creo que me usan en exceso, sinceramente.

Seguiremos adentrándonos en tu personalidad, pero por ahora ya he tenido suficiente, Rojo.

Rojo.- Vale, Delma. No olvides dejar aquí debajo la solución del juego del principio.

¡Claro! Justo después de estos logotipos creados con tu color.

Tu respuesta es…

¿Rojo, violín y martillo?

Comparta sus opiniones